If you need a more accessible version of this website, click this button on the right. Switch to Accessible Site

WARNING

You are using an outdated browser. Please upgrade your browser to improve your experience.

Close [x]

Call Us Today

787-780-0677
m

Exclusive Offer

Rehabilitación Visual

(Visión Disminuida)

No es cuestión de ver o no ver, sino de funcionar y de aprovechar al máximo la visión remanente para ser más independiente y feliz.

Se conoce como visión disminuida la pérdida visual que no puede corregirse con  espejuelos, lentes de contacto, medicamentos ni cirugía. Tener visión disminuida es tener visión utilizable, por lo que es importante maximizar ese remanente de visión por medio de la Rehabilitación Visual.

La Rehabilitación Visual es un servicio optométrico especializado.

No es una cura ni devuelve la visión perdida. Su meta principal es ayudar al visualmente impedido a maximizar su visión  para que logre mayor independencia y mejor calidad de vida.

Los especialistas en Rehabilitación Visual son optómetras adiestrados clínicamente para llevar a cabo un Examen Visual minucioso, medir la visión utilizable y recetar aparatos ópticos, tales como:

  • lupas
  • microscopios
  • telescopios
  • magnificadores electrónicos.

Además adiestran al paciente en el uso aparatos de asistencia y pueden utilizar ayudas no‐ópticas y electrónicas para la rehabilitación.

El servicio comienza con una evaluación inicial extensa donde se incluye:

  • una entrevista para determinar el nivel de funcionamiento             visual en la vida diaria  
  • el Examen visual funcional  
  • pruebas de campo visual, entre otras.

Como parte del proceso rehabilitador, se ofrece adiestramiento y consejería para ayudar a la persona a lidiar con su pérdida visual, viajar con seguridad, hacerse cargo de su hogar, lograr objetivos ocupacionales y disfrutar de actividades recreativas. Tanto la persona con visión disminuida como la legalmente ciega puede beneficiarse.

El impedimento visual es una de las condiciones que más incapacidad genera.

Vivimos en tiempos de mayor longevidad y cada vez hay más  personas, móviles y todavía en forma, pero con problemas visuales limitantes asociados a la vejez. La mayoría de estas personas lamentan su pérdida visual y la ven como irremediable, sin conocimiento de las tecnologías  y tratamientos disponibles. ¡Pero no hay que conformarse!

Existen opciones para vivir con la pérdida de visión. Por medio de la Rehabilitación visual, se buscan nuevas formas de FUNCIONAR visualmente. Este, como cualquier otro aprendizaje, requiere motivación y persistencia.

Según estudios del National Eye Institute sólo un pequeño por ciento de la población recurre a los optómetras especializados en Rehabilitación Visual. La razón que identifican es falta de conocimiento por parte del público y de muchos profesionales de la salud, que no informan a sus pacientes sobre esta alternativa.

El mejor candidato para la rehabilitación es el paciente que tiene:

  • metas visuales específicas, no
        sencillamente “ver mejor”
  • motivación y estén dispuestos a               aprender a ver de una forma diferente
  • suficiente visión con qué trabajar

Los mejores candidatos usualmente tienen una agudeza visual de 20/400 o mejor. Con peores agudezas visuales se pueden lograr metas, pero pueden requerir mayor adiestramiento y estámina.

El énfasis de la Rehabilitación Visual es en la visión que queda y no en la que se perdió.

Featured Services